Image Map
Info Site
C-Box
Botones
Afiliados
Afiliados Top
Elite
Visitas
Justin Bieber triunfa en el pop y ahora va por Hollywood
Written by: Floor in jueves, 10 de febrero de 2011



El centro de la ciudad de Los Ángeles se convirtió en territorio Justin Bieber. Cientos de seguidores del cantante llenaron el complejo L.A. Live el martes por la noche para el estreno de la película Justin Bieber: never say never.
En gran parte adolescentes, muchos con camisetas en las que proclamaban ser los fans número uno de Bieber, tomaron la plaza L.A. Live horas antes de la proyección de la película, con la esperanza de ver al artista de 16 años de edad.
“Solamente queríamos ver si era posible echarle un vistazo a Justin”, dijo la joven Hanna Hamersley, de 15 años, quien llevaba una camisa morada pintada a mano, una cinta para la cabeza de Justin Bieber hecha en casa y unos lentes morados 3-D de Never say never.
En parte concierto y en parte cinta autobiográfica, Never say never cuenta la historia del auge de Bieber, que pasó de artista callejero en un pequeño pueblo a fenómeno del pop con discos exitosos y más de 7 millones de seguidores en Twitter.
“Lo hicimos para todos”, escribió el martes Bieber en el sistema de microblogueo al referirse a la cinta. “Pusimos alma y corazón”.
Alfombra de lujo
Entre cientos de fans eufóricas, el canadiense de 16 años desfiló sobre la alfombra roja, por donde pasó, además, el actor Will Smith, su esposa, Jada, y sus hijos, Willow y Jaden.
Además, la actriz Heather Locklear (Melrose Place) acudió acompañada de su hija Ava, mientras que el rapero Usher se presentó con su hijos pequeños Naviyd y Usher V, todos ellos acicalados para la ocasión.
Usher es el gurú detrás del éxito de Bieber, a quien le firmó su primer contrato discográfico.
Sin acompañante se vio desfilar ante a la cantante Miley Cyrus, además paseó Leona Lewis, Toni Braxton y Selena Gomez, con quien se rumora que Bieber tiene romance.
La estrella de la noche, el cantante canadiense, se enfundó un esmoquin de terciopelo de su color favorito, el morado, con camisa y corbata negra. Según The Hollywood Reporter, esta película no es sólo un montaje de sus shows, como en el caso de Hannah Montana / Miley Cyrus hace tres años o de los Jonas Brothers un año después. Never say never incluye material biográfico y datos sobre cómo Bieber se convirtió en poco tiempo en ídolo de adolescentes de todo el mundo.
Los seguidores del cantante pagaron unos 30 dólares por la entrada a la función de preestreno.
Se trata de prácticamente el doble de lo que se pagaría por una entrada normal de cine, pero a cambio recibieron como regalo unas gafas para poder ver la película en tres dimensiones y en color morado.
La película sobre Hannah Montana recaudó el primer fin de semana unos 31.1 millones de dólares, pero la de Jonas-Brothers apenas lo hizo con unos 12 millones. (Agencias)

Etiquetas: ,

Publicar un comentario